Saltar al contenido

Cómo lavar los pañales ecológicos

Cómo lavar los pañales de tela es una de las primeras preguntas que se hacen aquellos papás y mamás que se están decidiendo a cambiar los pañales desechabes por una opcion más ecológica. Si han optado por los pañales de tela y quieren saber bien como funciona su lavado, vamos a verlo paso a paso.

Hay varias maneras de proceder con el lavado de los pañales de tela. El método descrito aquí es bastante simple.

Antes de lavar

Hay que tener en cuenta varias cosas antes de lavar los pañales de tela:

  • Elige un detergente básico sin blanqueadores o enzimas adicionales. Funcionan mejor a la hora de limpiar estos pañales funciona mejor, y tienen aditivos que pueden acumularse en los pañales de tela o causar otros problemas, especialmente si los pañales no se enjuagan lo suficientemente bien. Hay varios jabones específicos para pañales de tela. Los detergentes respetuosos con el medio ambiente suelen ser también una buena opción, ya que a menudo tienen menos aditivos.
  • Debemos de tener un cubo especial para poner los pañales recién quitados de nuestro bebé en el hasta que los lavemos. No debemos de tenerlos ahí durante más de 3 días (se recomienda todos los días o cada 2).
  • No tiene que hacer un gran esfuerzo para limpiar los pañales de tela antes de ponerlos en el cubo de los pañales. Algunos padres los sacuden en el inodoro o limpian antes con agua para quitar los desechos que puedan quedar de manera superficial en el pañal. Estos pañales son arrojados en el cubo de pañales inmediatamente.

 

Cómo lavar los pañales de tela

El método básico es un enjuague con agua fría seguido de un lavado muy caliente. Hay muchas maneras de realizar la serie frío/calor, dependiendo de su lavadora. Comenzar con agua fría es importante porque reduce en gran medida las manchas. Un lavado con agua caliente para terminar también es importante porque el agua caliente hace un mejor trabajo para que los pañales estén realmente limpios.

Lavadora para pañales ecologicos

Antes de empezar, se recomienda no llenar del todo la lavadora ya que los absorbentes retienen mucho agua y para que los pañales se aclaren bien es mejor que tengan espacio suficiente para hacerlo.

Vamos a ver como hacerlo por pasos:

  1. Primero realice un ciclo de «lavado rápido» con agua fría, una pequeña cantidad de detergente o simplemente solo con un aclarado de agua fría.
  2. A continuación, realice un segundo lavado con agua caliente, a unos 30º/40º (no más de 40º pues podríamos dañar el pañal. Además para los cobertores no son buenas las altas temperaturas, pues se pueden acartonar). Use una cantidad menor de lo normal si hemos dejado la lavadora a media carga para darle espacio a esos pañales. También puede incluir una pequeña cucharadita de bicarbonato de sodio para aumentar la limpieza (no usar suavizante).
  3. Si quieres estar seguro de una limpieza total, puedes incluir un enjuague adicional en su lavado.
  4. Por último, cuando los pañales estén limpios, los dejamos secar al sol, el mejor desinfectante natural que hay. Pero los cobertores no demasiado tiempo, pues como ya hemos mencionado, no soportan bien tanto calor. También puede usar la secadora, en este caso, usar el progama de ropa delicado.

 

Otros métodos de lavado

Si no puede establecer dos ciclos de lavado diferentes, utilice un lavado con agua caliente y agregue un ciclo de prelavado o de manchas junto con un enjuague adicional. Tanto el ciclo de prelavado como el ciclo de teñido significan que se obtiene agua fría al principio. En algunas máquinas, este método da como resultado un poco menos de enjuague, por lo que el método de dos ciclos funciona mejor. Agregar el prelavado sigue funcionando si no dispone de mucho tiempo.

La rutina exacta de lavado no es importante. Es posible que necesite experimentar un poco con su lavadora para ver qué combinación de agua fría para las manchas, agua caliente para la limpieza y mucho enjuague funcionará mejor para sus pañales. Siempre revise también las instrucciones del fabricante del pañal, pues puede que les oriente a hacer el lavado de una manera concreta.

Aunque a priori pueda parecer algo tedioso estar lavando pañales ecológicos casi cada día, todo es acostumbrarse. Y es algo que notaremos en el bolsillo, en la piel de nuestro bebé y que el planeta que le dejamo te agradecerá. Cuando tengan la rutina de lavado y la costumbre, además se sentirán genial por poder estar colaborando por un mundo mejor.

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook